Ingredientes cosmeticos bajo sospecha.

By Montserrat Ruiz | Belleza

Oct 20

Un cóctel químico en tu cuarto de baño.

 

Después de leer estas líneas puedo adivinar lo que váis a hacer. Lo mismo que he hecho yo, dirigiros al cuarto de baño e inspeccionar vuestros productos de cosmética. Que no cunda el pánico pero el tema de los aditivos en cremas, geles etc.. da un poco de YUYU.

Muchas veces pasamos por alto un hecho importante: la piel respira, a través de ella penetra en nuestro organismo una cantidad indeseable de productos cuyos efectos son perniciosos.

Los ingredientes cosmeticos en contacto con la piel pasan al torrente sanguineo directamente, llegan a todos los organos, se excretan por la leche materna y en las embarazadas, forman parte de la alimentación del feto. Es para pensarse lo que nos ponemos en la piel.

Descárgate nuestra guía gratis

Todo lo que necesitas saber sobre los cosméticos que pones en tu piel, te lo contamos en nuestra guía: "Cosmética sana, ingredientes a examen"

Las autoridades europeas han impuesto límites legales al uso de muchas sustancias usadas comúnmente en cosmética, otras se usan libremente porque sus efectos son más “vagamente malignos”.

Comenzamos nuestro repaso.

Parabenos.

 

Se usan ampliamente en cosmética porque son baratos y con muy poca cantidad cumplen  la función que se les encomienda: conservantes y bactericidas.

Estarían dentro de lo que se conoce como disruptores endocrinos. Son sustancias que provocan alteraciones del sistema hormonal, la OMS  las señala como causa del aumento de enfermedades cardiovasculares, diabetes, problemas de fertilidad, incidencia de cánceres relacionados con las hormonas o alteraciones de comportamiento en niños.

Es muy difícil librarse de ellos porque igual los encontramos en los plásticos de uso común, en tejidos o, en forma de parabenos, en los productos cosméticos.

Metylparaben y etylparaben: son utilizados ampliamente. La Unión Europea los considera  seguros.

Butylparaben y proylparaben: actualmente su límite legal está en el 0,4%. Hay una recomendación del Comité Científico de Seguridad de los consumidores de la Comisión Europea que pretende reducir su límite al 0,19%. En Dinamarca su uso está prohibido en productos específicos para niños menores de 3 años.

Isopropylparaben e isobutylparaben: la Comunidad Europea ha prohibido su uso por precaución. El plazo para que los fabricantes reformulen sus productos y la prohibición sea efectiva es en Julio de 2015. Mucha atención con ellos, pues todavía se comercializan.

Phenylparaben, benzylparaben o pentylparaben : muy poco utilizados. También bajo sospecha, recomendamos evitarlos.

 

Incluso los parabenos considerados seguros tienen un riesgo, principalmente porque en la legislación sobre su uso no se tiene en cuenta el efecto suma, estamos expuestos a ellos en todos y cada uno de los productos cosméticos que usamos; desde geles a desodorantes, pasando por las cremas o los suavizantes para el pelo.

Otro riesgo que no se toma en cuenta es su consideración como agentes alérgenos, que lo son y muy potentes.

La OCU aconseja eliminar su uso total en bebés, especialmente en las cremas de pañal pues su utilización sobre una piel irritada provoca una mayor absorción.

Creo que la recomendación es acertada pero pienso que deberíamos ir más lejos y evitar su uso en niños de cualquier edad. Si eres adulto y utilizas habitualmente una alta cantidad de cosméticos convendría  revisar e intentar sustituir algunos de ellos por otros que no contengan parabenos. Es de suma importancia evitar el uso de disruptores hormonales en embarazadas y durante el periodo de lactancia.

 

Filtros solares de uso extendido:

 

Ethylhexyl methoxycinnamate: se utiliza en cremas faciales, protectores solares e incluso, sin necesidad en desodorantes. Disruptor hormonal que debe ser evitado.

Benzophenone-1 y Benzophenone-2.:  Otros filtros ultravioletas. También se les califica como preocupantes. Su uso debe ser evitado.

 

Derivados del petroleo:

 

No existe ningún límite sobre su uso. Son aceites minerales, se utilizan como emolientes e hidratantes de la piel. Su efecto es justo el contrario; impide la correcta respiración de la piel, evitando su buen funcionamiento, provocan deshidratación.

Los más comunes: Mineral oil, Paraffinum, Paraffinum liquidum y las siliconas: Silicone quaternium, methylsilanol, las que acaban en -xane (siloxane,ciclopentasiloxane, cera microcristalina, ozokerit, vaseline…)

Atención a los aceites corporales que se venden, especialmente para bebés. En su composición se utiliza casi exclusivamente parafina, no es la sustancia más idónea para hidratar pero menos para su uso en bebés. Casi cualquier aceite vegetal, de almendras dulces por ejemplo, es mejor.

 

Ingredientes Etoxilados

 

Los compuestos etoxilados son componentes químicos que implican la combinación de algún ingredientes con óxido de etileno (conocido cancerígeno).

Además, durante el proceso de etoxilación se crea un subproducto conocido como dioxano, que es un conocido cancerígeno animal y un posible cancerígeno humano.

Al ser un subproducto y no un ingrediente como tal, el dioxano no se incluye específicamente en la etiqueta del producto; pero numerosas y conocidas marcas de la industria cosmética lo utilizan en sus formulaciones. Por ello, os recomendamos que evitéis los productos que contengan entre su listado de ingredientes los siguientes sufijos: myreth, oleth, laureth, ceteareth y cualquier otra terminación en “eth”, PEG, polietileno, polietileneglicol, polioxietileno y oxynol.

 

Liberadores de folmaldehído

 

Se acumula en las células dañando las membranas. Está en ingredientes con la palabra Urea: Diazolidinyl Urea, Imidazolidinyl Urea, Polyoxymethylene Urea. También conservantes con las letras DM delante como DM y DMDM Hydantoin, o Dmhf.

La Urea a secas es una ingrediente perfectamente válido y no es nociva.

 

Compuestos Halogenados Orgánicos

 

Alérgenas y cancerígenas. Contienen las palabras chloro, bromo e iodo, como aluminium chlorohydrate, methyldibromo glutaronitrile, iodopropynyl. No confundir con chlorid, bromid,  iodid, que son componentes inocuos de sales.

 

Ftalatos:

 

Muy alérgenos y neurotóxicos: Methylchloroisothiazolinone, Methylisothiazolinone, Phenoxyetanol o rose ether.

 

Otros conservantes

 

Disruptores endocrinos: Phthal y Phthalate: dibutyl ftalato (DBP), el diethyl ftalato (DEP), y el diethylhexyl ftalat.

 

Aminas

 

Son cancerígenas (etoxiladas) y muy alérgenas. DEA (Diethanolamine, Imidazolidinyl Urea), MEA (Monoethanolamine,nQuaternium-7, 15, 60…) y TEA (Triethanolamine).

 

Nitritos

 

Junto con las aminas pueden desarrollar nitrosaminas, prohibidas por su carcinogenicidad: 2-Bromo-2-Nitropropane-1, 3,-Diol. Mercadona retiró una crema de su propia marca, Deliplus, precisamente por este motivo, en su formulación aparecían los dos compuestos.

 

Phenol y Phenyl

 

Destruyen las paredes celulares. Phenol: nitrophenol, phenolphthalein, chlorophenol. Sustancias con Phenyl: N-Phenyl, P-Phenylenediamine, Phenylenediamine Sulfate…

 

ingredientes cosmeticos a examen

En mi cuarto de baño

A estas alturas yo ya estoy perfectamente aterrada y me dirijo al cuarto de baño. Un somero análisis de algunos de los envases que adornan las estanterías dejan un tanteo escalofriante: en tres productos revisados, no menos de 7 u 8 ingredientes de la lista que he podido reconocer. Las listas de ingrediente son larguísimas y difíciles de analizar; hay muchos componentes dudosos y otros que no aparecen en la lista de arriba pero que me produce curiosidad, es el caso del EDTA. Efectivamente, es un producto nada recomendado, se utiliza como agente quelante y conservador, totalmente desaconsejado en bebés por sus efectos sobre el riñón.
Desde mi punto de vista es imposible encontrar productos libres de cualquiera de estos compuestos en las estanterías de un supermercado o en una farmacia.

Las opciones que nos quedan, sin dejarnos llevar por la paranoia, pasan por lo siguiente:

  1. Eliminar el uso de cosméticos que no sean absolutamente imprescindibles, de esta manera reducimos el efecto acumulativo, “coctel químico” diario.
  2. En segundo lugar ser muy meticuloso en el uso de cosméticos en bebés, niños, embarazadas y madres lactantes.
  3. En tercer lugar sustituir los cosméticos que permanecen en contacto con la piel más tiempo (cremas faciales, body milk…) por otros de composición certificada o ecológica.

 

Nos encantará que nos cuentes ¿Qué has encontrado tú en tu cuarto de baño?

 

Lo Quiero

Si quieres que te regalemos un 10% de descuento en nuestra tienda...

solo tienes que registrarte. Te lo enviamos ahora mismo por mail y lo puedes disfrutar al momento.

About the Author

Leave a Comment:

(6) comments

[…] No es una causa pero puede agravar el problema el uso de productos químicos irritantes para la piel. Los geles, jabones y cremas deberían ser lo más libre posibles de estos elementos e incluso suprimir el uso de suavizantes en la ropa. Si queréis un poco más información sobre los aditivos cosméticos os dejo el enlace: “Aditivos químicos en cosmética” […]

Reply

[…] a utilizar ciertos productos de dibujo o manualidades. Sin olvidarse del uso de casi todos los productos cosméticos habituales. No hay que dejarse llevar por la paranoia pero hay montones de cosas que podemos dejar de hacer sin […]

Reply
O 10/03/2015

Un excelente emoliente natural para el cuerpo, es el aceite de coco, recomendado ampliamente, utilizándolo sobre la piel húmeda después del baño, de toda la familia, incluyendo bebes, como tratamiento para el cabello reseco, como desmaquillante de los ojos, etc

Reply
    Montserrat Ruiz 12/03/2015

    Estoy completamente de acuerdo. Precisamente sobre el aceite de coco puedes revisar este post en el blog. Gracias por leernos.

    Reply

[…] Si vosotros, como yo, estáis empezando  a abrir los ojos al intrincado mundo de la química cosmética con estos datos teneis para abrir boca.  En próximas entregas me comprometo a seguir desentrañando los misterios que rodean el incomprensible universo de los componentes cosméticos. Un resumen bastante interesante lo tenéis en el post  “Ingredientes cosméticos bajo sospecha” […]

Reply

[…] La industria nos vende cremas enriquecidas con argán o con rosa mosqueta pero realmente te has planteado qué porcentaje de estos aceites llevan las cremas. Te puedo asegurar que si te decides por una marca de gran consumo la cantidad será mínima, ¿por qué conformarse con un poquito? Utiliza los aceites puros sobre la piel y verás la diferencia. Además te ahorrarás un montón de química indeseable como ya vimos en nuestra entrada sobre aditivos cosméticos. […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies